Objetivo temático: Mejora de la competitividad de la Pyme
Ayuda financiera: 4.636,80 €

La empresa es titular del expediente OP-18-0054-L1, consistente en la Implantación y Certificación de la Norma ISO2200:2005, cuya inversión ha sido subvencionada por el Programa para la Mejora Competitiva de la Pyme extremeña. La ayuda ha sido cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la Junta de Extremadura.


CASAT suministra el pienso en la mayor parte de las fincas ganaderas pertenecientes a la Junta de Extremadura, Diputación de Cáceres y Diputación de Badajoz. Para ello, licita a los expedientes públicos que saca a concurso abierto la Administración habiendo adquirido la mayoría en las 2 últimas décadas. También somos proveedores de la mayor parte del pienso que consume las cooperativas ganaderas de La Serena y La Siberia y sus socios.

La decisión de la empresa de implantar estos de protocolos de seguridad alimentaria está basada de la carencia a la hora de competir en mercados nacionales con otras industrias del mismo sector y la exigencias de sus principales clientes de disponer algún protocolo de seguridad alimentaria que garantice el control de sus procesos, materias primas y proveedores, por ese motivo creen necesario la implantación y certificación de la norma ISO 22000:2005.

Además es una herramienta para la avance de la gestión interna de la empresa, mejorando el producto ofrecido a los clientes mediante la creación de una metodología de trabajo y planificación de los mismos, siendo más eficientes y eficaces.

El objeto principal del presente documento es exponer la metodología y las condiciones económicas que IC MEJORA propone a CASAT para el diseño, desarrollo y apoyo en la implantación con éxito de los requisitos de la Norma UNE EN ISO 2200:2005 Inocuidad de los alimentos, así como la asistencia en la certificación de las mismas.

El objetivo del proyecto para la organización es obtener una serie de beneficios:

  • Acceder a mercados exigentes en cuanto a calidad y al cumplimiento de requisitos de muchos de los grandes distribuidores.
  • Demostrar el cumplimiento de la legislación en materia de seguridad alimentaria.
  • Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad.
  • Controlar de todas las etapas de producción, reduciendo los peligros de contaminación, asegurando la inocuidad de los alimentos.
  • Inspirar confianza al consumidor.
  • Mejorar la eficacia operativa y la competitividad en el mercado.